Este Sitio usa cookies para guardar información en su computadora. Algunas son esenciales para que nuestro Sitio funcione; otras nos ayudan a mejorar la experiencia del usuario. Al usar este Sitio, consiente la colocación de estas cookies.  Consulte nuestra Política de privacidad para obtener más información.

LAS MEJORES HAMACAS PARA BEBÉ

Miercoles 06 de Octubre de 2021

Por mucho que nos encante tener en brazos a nuestros bebés y a ellos también les pueda tranquilizar, es obvio que en algún momento, nosotros los adultos, tenemos que descansar también. Para ello, contamos en el mercado con las geniales hamacas para bebés.

El propósito de estas hamacas es el de poder tomarnos un respiro mientras desarrollamos nuestros quehaceres diarios sin que por ello nuestros pequeños estén en posiciones incómodas o en lugares inseguros en los que se puedan causar algún tipo de daño. Este producto, salvo indicación médica en contrario, sirve desde los primeros días de su nacimiento hasta casi sus diez meses de vida. Es en realidad un tipo de sillón que se mece ligeramente y que por su inclinación (generalmente regulable) hace que nuestros peques no se encuentren sentados, sino en una postura que les permite sentirse muy cómodos y que según estudios llevados a cabo, permiten que tengan una sensación similar a cuando se encontraban en la barriguita de sus madres.

¿Cómo podemos elegir la mejor hamaca para nuestros bebés? Ante la duda, sugerimos que sean nuestros bebés los que prueben de primera mano los diferentes modelos existentes, para que puedan determinar si se sienten cómodos en algunos modelos concretos dentro de los que existan en el mercado.

Hemos de fijarnos en diversos puntos, pero entendemos que lo más importante es la seguridad. Según el modelo, disponen de sujeción de seguridad de un tipo u otro, ya sea un cinturón o un arnés. Se recomienda en mayor medida el arnés, puesto que, con un cinturón, nuestros bebés pueden resbalarse más fácilmente cuando quieran moverse en cierto modo, y dado que este producto permite que puedan ver más a su alrededor, suelen despertar más la curiosidad de los bebés, pues no tapa tanto su visión como podría hacerlo una cuna. Además, conforme crecen, pueden tener algo más de fuerza o peso y un cinturón no es tan fiable. En definitiva, no deben poder quitarse las medidas de seguridad oportunas por sí mismos.

Otro factor importante que deberemos tener en cuenta es la estabilidad, pues sin ella, por mucha seguridad que pueda proporcionar el producto a la hora de sujetar a nuestros peques, no servirá de nada si su punto de apoyo es frágil. Este debe ser fuerte para soportar movimientos bruscos. Por tanto, es totalmente recomendable que se haga hincapié en ello comprobando bien el producto antes de adquirirlo, para no llevarnos ninguna desagradable sorpresa.

Debemos tener en consideración de cuánto espacio disponemos y de qué uso real queremos darle al producto y adquirir el modelo más adecuado, siempre consultando con el personal que nos lo venda o a través de la web, pues no es lo mismo usar la hamaca para transportar a nuestro bebé, que para que esté descansando habitualmente, o para que pueda estar jugando. En función de esto, deberemos adquirir una hamaca más o menos ligera, de ello depende la facilidad de su transporte. Incluso existen modelos plegables que permiten que podamos llevárnoslo de un lugar a otro ocupando el menor espacio posible.

Otro punto a tener en cuenta son los materiales de los que esté fabricado, principalmente el tipo de tela del forro. Es totalmente recomendado que al menos estos se encuentren recubiertos de plástico. Se suelen ensuciar bastante y es posible que debamos lavarlo frecuentemente a raíz de posibles imprevistos, por lo que se sugiere que sean materiales de fácil lavado y sobre todo de fácil extracción.

 

 

Por otro lado, los posibles complementos extraíbles de que disponga la hamaca, como juguetes en el arco que estos puedan tener, capotas, toldos, etc, son elementos un tanto irrelevantes, pero bastante prácticos para que se puedan divertir y sobre todo para no sentirse tan molestos sin van a encontrarse en las hamacas durante un lapso de tiempo considerable al día.

Quizá lo más desconocido es que ciertos modelos tienen la posibilidad de que la hamaca vibre a través de un mecanismo en su interior para que se puedan relajar. En muchos niños esto puede ser algo estimulante, tranquilizador y relajante, pero en otros casos, hay que tener cuidado, ya que puede no gustarles y hacerlos sentir más incómodos que en brazos o tumbados en su cuna. Otro complemento un poco más habitual es de la emisión de música, a través de melodías que pueden ser de gran acierto para los oídos de nuestros bebés.

En cualquier caso, hemos de tener muy claro que es un producto que nuestro bebé utilizará bastante, por lo que también se recomienda que apostemos por la calidad. Se suele pensar que esta viene acompañada por precios muy elevados, pero desde Nana´s, somos profesionales y por ello trabajamos duro para poder ofrecerles por menos de 35 euros la mejor relación calidad-precio. No obstante, disponemos de fantásticos modelos que estaremos encantados de mostrarles y facilitarles.

Comentarios



¡Descubre nuestras mejores ofertas! Inscríbete a nuestro Newsletter

Sí, acepto la política de privacidad

Gracias por suscribirse !