Este Sitio usa cookies para guardar información en su computadora. Algunas son esenciales para que nuestro Sitio funcione; otras nos ayudan a mejorar la experiencia del usuario. Al usar este Sitio, consiente la colocación de estas cookies.  Consulte nuestra Política de privacidad para obtener más información.

ELEGIR LA TRONA PARA BEBÉS CORRECTA

Viernes 08 de Octubre de 2021

En el momento en el que nuestros peques ya aprenden a sentarse y pueden mantenerse por sí mismos, solemos acercarlos con los mayores a la mesa a la hora de comer ¿Cómo lo hacemos? Normalmente con las tronas desde el medio año de vida, las cuales se volverán muy relevantes en el día a día.

Estos asientos permiten que podamos darles de comer de una manera muchísimo más cómoda, tanto para nosotros como para ellos, sin necesidad de tener que mantener a nuestros niños en brazos.

Para seleccionar la trona idónea, debemos tener en cuenta varios aspectos: el tamaño, si puede plegarse, la seguridad que proporcione, la altura máxima regulable que puede alcanzar, los materiales con los que está fabricada y/o la comodidad que dé al bebé.

Si adquirimos una trona demasiado grande y contamos con un espacio muy limitado, probablemente más que una ayuda, nos suponga una molestia, por lo que hay que tener en cuenta las medidas de nuestro hogar y de la zona concretamente donde se vaya a ubicar la trona que compremos. Otra opción que puede ser de gran ayuda es el obtener una trona que tenga capacidad de plegarse, para que ocupe el espacio mínimo cuando esté en desuso y poder dejarla en algún rincón.

Otro aspecto relacionado con el tamaño, es el de la altura máxima que pueda alcanzar, pues habremos de escoger el producto más adecuado en ese sentido. Todo dependerá de si habitualmente alimentaremos a nuestros bebés encontrándonos nosotros de pie o si lo haremos mientras estamos sentados, o incluso dependería también de la altura con la que cuenten nuestras mesas en casa. Se recomienda valorar bien el uso que querremos darle antes de comprar la trona y de qué modo. No estará de más tomar las medidas de las mesas o superficies previamente, para saber qué trona es la más adecuada.

 

Los materiales más frecuentes y de mayor calidad que podemos encontrar en este tipo de productos son la madera, el acero, el pvc, el algodón y el plástico. En definitiva, deben mostrar robustez y consistencia para asegurar la fiabilidad y seguridad a la hora de usarlo. Por otro lado, estos materiales suelen ser de fácil limpiado en general, pues las tronas están destinadas a que los pequeños la usen a la hora de comer y como todos sabemos, en la mayoría de las ocasiones suele terminar toda la zona de alrededor llena de manchas de restos de comida, hasta que aprenden a comer correctamente. Hacemos hincapié en que todo aquel forro de la trona debe ser fácilmente extraíble y es un punto importante a la hora de elegir la trona.

La comodidad de nuestros bebés es un factor relevante, por lo que se aconseja que se adquieran tronas que permitan que la correcta ergonomía cuando estén en ellas, y que para ello no dispongan
de muchos elementos adicionales y/o extraíbles que puedan estorbar, tales como sobrebandejas o reposapiés.

Pero lo más importante y lo primero que se nos viene a la cabeza en cuestiones relativas a los niños, es la seguridad, es a lo que más importancia le damos. No podemos olvidarnos que los bebés siempre deber ser vigilados en todo momento y evitar despistes que puedan hacer que nuestros peques se dañen, a pesar de las medidas de seguridad que tengan los productos infantiles. Recomendamos que las tronas cuenten con medidas pasivas como por ejemplo esquinas y bordes redondeados, así como plastificados, se recomienda que tengan protecciones laterales y aberturas de más de 13 milímetros. En caso de disponer de ruedas, se sugiere que tengan dos como máximo y siempre que tengan algún tipo de mecanismo de fijación para que no se muevan o desestabilicen justo en el momento en el que los peques estén sentados. Estos productos deben disponer de arnés o cinturón que aguanten a los bebés (de no más de 15 kilos, ya que si no esto no será tan fiable) completamente para evitar que se puedan resbalar, incluso se recomienda que esta cuente con correa para la entrepierna. Por otro lado, hay que comprobar, en el caso de que se pliegue, que tenga algún tipo de dispositivo o mecanismo que evite en cualquier caso que el producto ceda con nuestros peques sentados en ellas.

Como siempre, lo mejor es revisar las características de cada producto detalladamente, a través de internet, consultar foros y opiniones de otros usuarios para contar con referencias de primera mano, pero lo más importante es contar con el asesoramiento de profesionales del sector.

En Nana´s podremos ofrecerle una gran variedad de tronas siempre ajustadas a las necesidades de su bebé.

Comentarios



¡Descubre nuestras mejores ofertas! Inscríbete a nuestro Newsletter

Sí, acepto la política de privacidad

Gracias por suscribirse !